AmoK: Grabador portátil de CD, DVD e ISO

0

Si en alguna circunstancia de emergencia requieres de la rapidez y eficacia de un grabador de CD, DVD e ISOs, ponerse a instalar todo un programa puede ser un poco más engorroso y no ayudar en nada a la premura de la situación. Es sabido que es muy difícil encontrar aplicaciones portátiles que funcionen realmente bien, sobre todo cuando requieren la complejidad de un quemador de DVDs, pero AmoK CD DVD Burning portátil parece tenerlo bastante claro.

Me ha pasado muchas veces estar ante la necesidad de crear un rápido backup, o tener que guardar una información de algún ordenador con su estructura de archivos dañada y un sistema que tambaleaba como esos puentes colgantes de las películas de Indiana Jones. Me ha pasado tener que renegar del pendrive por no tener suficiente espacio y varias excusas más para tener que realizar una grabación rápida de CD, DVD o ISOs. Como el sistema ya está agonizando, instalarle más aplicaciones no sería algo inteligente, por ello una aplicación portátil puede resolver todo más rápido. AmoK es justamente esto, un quemador portátil de imágenes ISO, CDS y DVDs que sólo necesita extraerse para funcionar.

AmoK se ejecuta rápidamente al extraer sus archivos a cualquier carpeta, sin instalación y es realmente veloz al iniciarse y mostrar su por demás intuitiva interfaz. Sus funciones abarcan el espectro más clásico de los grabadores de DVD más reconocidos como Alcohol 120% o ImgBurn. La comparación con alguno de estos monstruos de la grabación es inevitable, pero para tratarse de una aplicación portátil que sólo pesa 800 kb descomprimida y que además es cien por ciento gratuita, su eficiencia maneja niveles muy por arriba del standard, comparándose con las aplicaciones más fuertes de escritorio. AmoK tiene un uso de recursos mínimo, y sólo cuando está en las primeras y últimas etapas de la grabación se nos pone un poco caprichoso y no responde.

AmoK administra a la perfección con su ventana de triple vista las búsquedas de los archivos a grabar o a convertir en imagen, y desde donde se puede utilizar el sistema arrastra y suelta para crear con rapidez los proyectos. En esta misma ventana se hacen ajustes como los datos más avanzados de la compresión o decodificación de algunos archivos, así como modificaciones y ajustes de relativos a la grabación, como la velocidad, las acciones a tomar luego de terminar, la verificación, etc. La grabación de música y video se lleva a cabo muy rápidamente y sin trabas o pormenores dignos de ampliar y en los reproductores probados no tuvimos más que satisfacción. ¡Recordemos que AmoK pesa sólo 800 kb!

Además de estas características, AmoK permite crear y hasta convertir archivos a ISO, a BIN o a NRG con muchas facilidades en cuanto a parámetros y edición posible, que incluyen aspectos como información del dispositivo y una rigurosa periodicidad de actualizaciones. Pero como si esto no completara una aplicación tan pequeña, mención especial merece el soporte de plugins que se puede adquirir en el sitio de AmoK. Algunas de estas son apenas unos ajustes y bugs, convertidor de archivos de audio, entre otros.

 

Acerca de Nico Varonas

Opina

*