Descarga OpenOffice 3.3 Final

0

Mientras muchos ya nos quitábamos el sombrero para darle el apresurado pésame a OpenOffice y veíamos el nacimiento de LibreOffice 3.3 Final gracias al trabajo del equipo original del primero, la gente de Oracle le puso fin a una larga entrega de betas y RCs para lanzar la versión 3.3 de OpenOffice con algunos de los cambios y mejoras que vimos en LibreOffice. Situados al mismo nivel de desarrollo, pero con diferentes estrategias, aquí se abre una disyuntiva: ¿A cuál seguir?

Entre algunos del software que más han levantado la perdiz en el último tiempo, se inscribe OpenOffice. Este singular y bien reputado proyecto ha dado que hablar en muchos sitios especializados debido a la lentitud casi mortuoria de su desarrollo, sufriendo percances, postergaciones, pases a segundo plano y hasta rumores de que jamás veríamos la versión que hoy tenemos entre manos. Este tipo de elucubraciones no fueron arrancadas de la nada, ya que cerca de 10 release candidates asustan a cualquiera y si le sumamos las nuevos planes que dieron a conocer para con MySQL y OpenSolaris, esta percepción pesimista se justifica por sí sola. Mientras esporádicamente se veía algún movimiento en OpenOffice, la gente que se emancipó del proyecto y continuó su camino para desarrollar LibreOffice abrió un espacio de competencia para los de Oracle, produciendo una versión muy estable y con avances notables. El festejo no fue solitario para los libertados, ya que el mismo día OpenOffice 3.3 salió a la luz con versión estable.

Al abrir OpenOffice 3.3 a cuatro días de haber probado la misma versión de LibreOffice, la sensación que provoca es la de decir Deja vu. Claramente estas dos ediciones parten del mismo lugar y, al menos hasta ahora, parecen dirigirse al mismo. Entre alguna de las especificaciones con las que cuenta OpenOffice 3.3 podemos encontrar la ampliación de las filas editables en Calc, que fue ampliado de 65 mil a 1 millón. Como recordarás, lo mismo sucedió con LibreOffice. Esta frase puede repetirse también para las mejoras en Impress, donde las diapositivas se han hecho editables con texto, mejores gráficos y un sistema de etiquetado más acertado. La seguridad ha sido punto focal de esta nueva versión de OpenOffice y sus retoques se ven tanto en Write como en Calc, diviéndose en dos sistemas. Uno para impedir el acceso a la visualización del archivo y otro sólo para restringir la edición del documento.

Al acercarnos al código fuente y probar su estabilidad, nos hemos encontrado con los mismos resultados que en LibreOffice 3.3: su desempeño es fluido, los fallos conocidos en Impress han sido corregidos gratamente y la versión para Windows (donde lo hemos probado) sigue teniendo una rapidez de apertura muy competitiva. No hay que olvidarse de las búsquedas dentro de los documentos, que se ha optimizado y no tiene aquellos resultados que te sorprendían por su disociación total. Entre otros recursos evolucionados nos encontramos con el tratamiento de PDF y sus fuentes, el rediseño de Thesauro y la posibilidad de colorear en Calc, entre otros. Esta ha sido una buena actualización para OpenOffice 3.3 y habrá que estar al tanto de cuál será su estrategia para el futuro. Si retirarse con este trabajo y dar paso a LibreOffice o seguir al frente y proteger su historia.

 

Acerca de Nico Varonas

Opina

*