Oracle se decidió: OpenOffice a la fundación Apache

0

La novela que protagonizan Oracle y OpenOffice sigue elevando su nivel de audiencias ante cada nuevo intercambio de información y en las últimas semanas las expectativas en la comunidad libre habían subido luego de que Oracle manifestara su intención de dejar en manos de ésta a OpenOffice. Lo que no se sabía aún era quién iba a ser el afortunado acreedor, y hoy el misterio se ha develado: OpenOffice a la Fundación Apache. Para los agraciados no es poca cosa, ya que tendrán la responsabilidad de decidir el futuro de OpenOffice y LibreOffice.

OpenOffice ha estado en el ojo del huracán desde los primeros días en que Oracle empezó a divagar sobre su futuro, tentando la pesadilla de millones de usuarios ante una eventual desaparición de su soporte. Rápido y seguro de la misión en la que se encomendaban, algunos empleados de Oracle, más específicamente del proyecto OpenOffice, se abrieron y forjaron LibreOffice. El éxito fue inmediato, y ni siquiera el anuncio de parte de Oracle de dejar en manos de la comunidad libre a OpenOffice pudo inclinar la balanza de nuevo. Luego de eso, y sin avisar ni cuándo ni dónde, Oracle entró en silencio y no supimos más nada sobre la suite de ofimática referente del Open Source hasta hoy, cuando ha trascendido que Oracle le suelta la mano definitivamente al proyecto y se lo da a Apache.

 Oracle se decidió: OpenOffice a la fundación Apache

Oracle dona OpenOffice a Apache Foundation, pero la novela no terminará.

En la nota de prensa con la que dieron a conocer al mundo que no hay vuelta atrás en la decisión por devolverle a la comunidad libre lo que le pertenece por naturaleza, la gente de Oracle anunció que donaba, cedía, regalaba o como se quiera decir, OpenOffice a la fundación Apache, reconocida mundialmente por la estabilidad que en ella radica en cuanto a sostener proyectos grandes como el servidor HTTP Apache. Desde la fundación han recibido con celebraciones y agradecimientos la donación del gigante Oracle, tanto por el valor intrínseco que posee la suite como aplicación perfectible y con una calada envidiable sobre la población open source, sino también por el honor que significa ser escogidos dentro del espectro de otras fundaciones y/o compañías que también podían recibir a OpenOffice sin problemas.

Los de Apache también recibieron la enhorabuena de The Document Foundation, que además de la obligada y formal felicitación, declaró que la Fundación Apache tiene métodos y reglas diferentes a las que se aplican en OpenOffice y LibreOffice, pero que igualmente la respeta y mucho.  La suerte que corra OpenOffice de aquí en adelante es totalmente incierta, aunque estamos seguros –y la comunidad libre también- que al estar en manos de Apache la suite tiene muchas posibilidades de seguir viva, pero además de unir fuerzas y ensamblarse con la rebelde LibreOffice. Por el momento sólo resta esperar y ver cómo se suceden las cosas para evitar una futurología que no lleva a ningún lado. Lo que sí es sabido es que LibreOffice ya está por lanzar su versión 3.4 y no sabemos cómo todas estas idas y vueltas habrán afectado el desarrollo de OpenOffice.

Oracle le suelta la mano definitivamente al proyecto OpenOffice y se lo da a la Fundación Apache.

 

Acerca de Nico Varonas

Opina

*