VirtualBox 4: Más simple y con extensiones

3

Luego de un periodo lleno de vicisitudes por parte de Oracle al no tener bien en claro qué era lo que querían para VirtualBox 4, por fin han cerrado sus cuadernos de discusión y han enviado esta excelente versión del virtualizador para estructuras de x86 por antonomasia. En esta notable edición nos encontramos con una interfaz mejorada, drivers y controladores mejor soportados y la integración de extensiones para ampliar las características de por sí ventajosas. 

Luego de la adquisición por parte de Oracle ante innotek GmbH y el obligado cambio de nombre, VirtualBox se ha ido convirtiendo en una suite de lujo para la virtualización asistida o no de sistemas operativos tan complejos como demandantes tanto en sus funciones de invitado como anfitrión. Ante las otras alternativas como VMware, Virtual PC o Virtuozzo, VirtualBox se ha sabido ganar un lugar versión tras versión conservando su simplicidad y su eficiencia en cuanto a generación de ambientes virtuales seguros, además de su muy bien valorada gratuidad y su soporte multiplaforma. En versiones anteriores fuimos testigos de la repercusión que tuvo el protocolo para controlar remotamente las virtualizaciones y los montajes de ISO desde USB, además de la reforma completa de la interfaz y la cantidad de cambios en la lista de hardware disponible y las administraciones de memoria. En VirtualBox 4 los cambios siguen, pero el poder no se erosiona.

 VirtualBox 4: Más simple y con extensiones

Virtual Box 4 más simple y repleto de opciones.

Para pasar directamente a los sopapos, nos instalamos VirtualBox 4 y al iniciarlo nos topamos con una interfaz modificada y que presenta sus botoneras alteradas estéticamente. Al comprobar las opciones disponibles encontramos la nueva forma de mostrar las compatibilidades de hardware y su descripción aislada en una pestaña. Además, y esto es muy aliviador, VirtuaBox 4 dio por tierra con toda esa edición avanzada de XML que se requería para poder administrar las capturas de tus máquinas virtuales. En esta versión, parece ser que la claridad es el objetivo y por ello nos vimos encantados con los comandos para limpieza de máquinas virtuales perfectamente explicado. En conjunto con los cambios de visualización, las opciones son más transparentes y dan respuestas a muchas de las necesidades de optimización y personalización de las virtualizaciones.

 VirtualBox 4: Más simple y con extensiones

Crear una máquina virtual jamás ha sido tan fácil.

VirtualBox 4 ha llegado a las góndolas del software con unas llamadas extensiones que permiten un comportamiento más natural de cada una de las máquinas virtuales y tener funciones no disponibles, al incluir, por ejemplo, la administración vía USB para los usuarios de la versión de código libre. Por ahora no hay muchas extensiones disponibles, pero ha medida que esta nueva función se haga conocida, no tardarán en aparecer; sobretodo de parte de Oracle. Por otra parte, Virtual Box 4 incorpora algunos progresos en la redimensión de los imágenes de disco virtuales y se ha aumentado el soporte de memoria a 2GB en sistemas operativos de 32-bits en modo anfitrión.

En general, esta actualización de VirtualBox 4 es lo esperado por sus más fieles seguidores, pero sobreto será una gran edición para quienes se inicien en el complejo mundo de la virtualización. Si eres un usuario avanzado y deseas tener un completo listado de los pequeños otros cambios que presenta VirtualBox 4 puedes ir a su change log.

 

Acerca de Nico Varonas

Opina

*